jueves, 21 de julio de 2016

Tips para encontrar una (buena) nana

Varias me han pedido que les deje mis tips, recomendaciones y sugerencias de cómo encontrar una nana. En verdad, dentro de lo neuro-picky-exagerada que soy, yo creo que no hay una fórmula mágica que nos ayude a encontrar la nana perfecta, la Mary Poppins para nuestra familia. Lamentablemente, Mary Poppins no existe, así como tampoco la nana perfecta.

MAry Poppins smiling

Pero, sí creo que existe la nana ideal para cada familia así como ciertos conocimientos, procesos y técnicas que a todas nos pueden servir para elegir a la persona que trabajará con nosotras ayúdanos con la crianza de nuestro más preciado bien. En mi caso particular, me guío bajo ciertas pautas que la verdad me han dado buenos resultados. Mi nana cumple 3 años trabajando con nosotros pronto,  la chica de cocina y limpieza cumple 5 y la señora cama afuera acaba de cumplir 2.  

Así, que acá les dejo mis neuro-tips para encontrar a la mejor nana para uds. Y su familia.

1.       Ten claro tu presupuesto. ¿Cuánto estás dispuesta a pagar? ¿Cuánto puedes pagar? Porque no importa si encontraste a tu Mary Poppins, si no le puedes pagar, no pasa nada. Quizá podrás mantenerla por algunos meses, pero luego estarás de nuevo buscando ayuda desesperada. Yo siempre empiezo por acá, y limito mi búsqueda a aquellas que están dentro de mi presupuesto. Si está fuera, por más que haya trabajado con mi mejor amiga, lo siento. Ni la miro.

2.       Sincérate contigo misma: tienes que saber lo que quieres y lo que necesitas y lograr que estos dos empalmen. Haz una pequeña lista: ¿Qué necesito? ¿Necesito que me ayude muy temprano en las mañanas porque en mi casa todos estamos fuera antes de las 7:00 a.m.? O ¿Necesito que me ayude más por las tardes que mis hijos regresan del colegio? En mi caso, necesito alguien a quien le gusten las mascotas y que le guste salir a pasear. Ten tus requerimientos en mente cuando entrevistes. Si entrevistas a una nana que te encanta, con las mejores referencias, que se ajusta a tu presupuesto pero, te dice que ella sólo puede llegar a tu casa a partir de las 8:30 a.m. cuando tu hora crítica es las 7:00 a.m Pues, NO te sirve. Con el dolor de tu corazón sigue buscando. Ella no es la indicada para una relación duradera.

3.       ¿Qué quiero? ¿Quiero que sea paciente, juguetona, flexible, servicial o estricta, disciplinadora y seria? Esto ya depende de tu estilo de crianza. Para saber esto, puedes hacerle dos o 3 preguntas tipo: Si el niño no quiere comer ¿cómo haces para hacer que coma? ¿Si el niño te pega, qué sueles hacer tú? Y juzgando por sus respuestas verás su estilo y si se amolda al tuyo. Personalmente, prefiero nanas juguetonas y flexibles. De la disciplina en casa me encargo yo. Acá también entran preguntas o frases del tipo: necesito alguien que sea nana, pero también me ayude con la limpieza de los dormitorios, o que me ayude con mis mascotas. O lo que sea, que tú necesites. Estas preguntas son vitales en la entrevista pues, no quieres que te pase lo que me pasó a mí, con una de mis primeras nanas: jamás recogía, ni ayudaba con nada que no sea del niño. Y eso, para mí no funciona.

4.       Sé lo más clara y sincera con tus expectativas y requerimientos durante la entrevista. No tengas vergüenza. La honestidad es lo mejor para ambas partes. Si tú y tu pareja llevan una vida nocturna 
Nanny from 101 Dalmatians
intensa, necesitas una nana cama adentro y que no tenga problemas en estar alerta algunas noches. Este tipo de información es vital y tarde o temprano saldrá a la luz. Y mejor antes, que después. En mi última entrevista, para alguien que apoye cama afuera fui muy clara:
“Necesito una persona que apoye con todo: cocina, limpieza, niños y mascotas. Algunas veces te transformarás en nana e irás a fiestas infantiles, otras serás chef, otras serás paseadora de mascotas. Necesito que seas flexible”. La señora que entrevisté aceptó encantada, y acaba de cumplir dos años trabajando conmigo.

5.       Siempre, siempre chequea las referencias. Llama a los contactos que te da. Y si te dice que sus ex empleadores viven fuera. Mejor busca a otra. La chica te puede encantar, ser simpática, bien hablada y etc. Pero, siempre es mejor corroborar que efectivamente los datos que te dio son verdaderos porque caras vemos, pero corazones no sabemos. Además, algunas veces una suele “maquillar” el currículo.  Y, no digo que esto sea del todo malo. Pero, si tú vas a contratar a alguien como nana “experta”, esperas que en sus referencias haya trabajado como nana a tiempo completo, mínimo en dos ocasiones antes, ¿no?

6.       Anota en un cuaderno/agenda los puntos críticos para ti y tenlos a mano en el día de la entrevista. No se te vaya a olvidar preguntar algo crucial.  Recuerdo una vez que casi, casi iba a cerrar con una chica hasta que le pregunté si le gustaba la playa porque nosotros siempre íbamos. A lo que me respondió que no, que ella no iba a la playa los fines de semana en el verano. Ella se quedaba en casa, lavando y ordenando el cuarto de los bebes y su ropa. No la contraté.

7.       Escucha a tu instinto. Ahora no te estoy diciendo que saltes todos los puntos y sólo te guíes por tu instinto, pero sí que lo oigas. Tu “feeling” o corazonada te puede ayudar en el momento para tomar una buena decisión o salvarte de una mala.  Si la chica cumple con todo, pero algo te dice que no. Mejor, escúchalo. Recuerdo, que fue un “feeling” el que me hizo contratar a “Washa” la segunda nana de mi hijo mayor. Su experiencia no era tan buena, pero igual algo hizo clic. Hoy por hoy, 6 años más tarde Washa sigue con nosotros los domingos como nana de reemplazo. 

BONUS: recuerda que nadie es perfecto. Una vez que tu nana empiece a trabajar en casa, ten paciencia, explícale todo y recuerda que nadie, nadie será cómo tú. Es cuestión de tener paciencia, ser flexible y sobre todo, explicar muy bien y desde el comienzo que es lo que esperas y quieres de una nana o trabajadora del hogar. También es importante tener respeto hacia ella y su trabajo. El trabajo dignifica y más aún, el trabajo en el hogar.


Espero que las hayan servido mis tips y ¡buena suerte!

miércoles, 13 de julio de 2016

Los mejores libros de maternidad - para tod@s

Me gusta leer, me encanta leer. Leo de todo y en todo momento y – como muchos- mis lecturas van variando de acuerdo con mis intereses. Desde que soy madre leo muchísimo de maternidad, crianza, desarrollo, niños y demás y aunque los libros que suelo elegir son más novelados que técnicos me sirven muchísimo. En mi experiencia, los libros son no solo excelente compañía, sino también una gran ayuda y punto de referencia así, he decidido hacer una mini lista de los mejores libros de maternidad.

No importa si son primerizas, segundizas o expertas. Tampoco si son madres, tías o abuelas. Esta variada lista ha sido recomendada por amigas lectoras con un interés en común: los niños y sus madres. Ya sean hijos, nietos o sobrinos.
Sin más, acá les dejo la lista en orden de popularidad según neuro –madres.

Happy mom with 3 children

*[ADVERTENCIA: este orden es de popularidad entre mis contactos, amistades y conocidas neuro-madres. Se hizo una pregunta abierta a los contactos madres, tías y abuelas de mi Facebook – más de 300 - y se les preguntó por cuál era el libro que más recomendarían a otras madres por su utilidad y buenos consejos.]

Qué esperar cuando estás esperando: Un clásico. “Como primeriza lo amé y era mi Biblia, siento que me sirvió ya que de no saber nada pasé a conocer  tips básicos bastante útiles. Lo subrayé, le doblé hojas, quería seguirlo al pie de la letra”.
Luisa A. (mamá de 2 niñas)

Happiest baby on the block de Harvey Park: Este libro te habla del mito de los cólicos de bebe, según este libro los niños deberían quedarse más tiempo en la barriga de mamá: la teoría del cuarto trimestre. Es increíble lo que aprendes. Recomendado para mamás curiosas.  
Daniela S. (mamá de 2, niña y niño)

Secrets of the Baby Wisperer, de Tracy Hogg y Melinda Blau, o su versión en español (El secreto de tener bebes tranquilos y felices). Es de lo mejor que he leído sobre embarazo y crianza natural, te explica cómo "funciona" el bebe e incide mucho en la parte emocional, de conectarte, como entenderlo, que esperar, etc.  Es un libro práctico que te ayuda a llevar una mejor calidad de vida para ti y tú bebe.
Verónica M (mamá de 2 niñas)

Bésame mucho de Carlos González: Amé ese libro. Por fin sentí que lo que estaba haciendo estaba bien, frente a las mil dudas que una tiene como madre primeriza…
Alessandra M. (mamá de 2 niños)

The Contented Little Baby Book de Gina Ford: sirve mucho de guía en cuanto a horarios y rutinas sobre todo para primerizas. Si bien no es para que lo sigas al pie de la letra porque la realidad no es tan exacta, sirve de guía y ya lo vas adaptando a tu rutina. Tiene mucho sentido los horarios, tiempos de lactadas, siestas y rutinas para que el bebe aprenda a dormir bien.  Silvana H. (mamá de 2 niños)

La Biblia del Embarazo de Anne Deans:  te habla semana a semana sobre los cambios en tu cuerpo y a la vez el desarrollo del bebe, te da tips para llevar mejor el embarazo, los primeros meses, lactancia en fin, todo lo que necesitas saber.
Patricia L. (mamá de 2 niños)

The wonder weeks libro y app para Ipad: Este libro se basa en un estudio de los patrones de comportamiento de los bebés por más de 35 años. Te describen – sin fallar - lo que le va pasando a tu hijo según la fase en la que está. .. y las sugerencias sobre como calmarlo según la etapa son acertadísimas. Es un best seller.
Valeria O (mamá de 1)

Para mamás de múltiples:
Dos o más… gemelos, mellizos, trillizos de Hurlb Kherkoff: Este libro es un clásico que se mantiene vigente. Todo sobre el mundo de los embarazos y partos múltiples.
Jimena Q (mamá de trillizos, ahora ya de 18 años)

Y por supuesto, también hay otros puntos de vista que son importantes tomar en cuenta. Todo, claro está dependiendo de nuestro estilo de vida y preferencias:

Yo me inclinaría más hacia el "no existe como prepararte para un hijo". Ni libro, ni consejo, ni nada. Las primerizas tienen que pagar derecho de piso y no hay más.
Viviana M (mamá de 2, niño y niña).

Y para las cibernautas:

Además de los libros mencionados, al final a mí lo que me ayudó mucho fue la web de Baby Center porque calza exacto en temas de importancia con la edad del bebé. ... o sea, el consejo preciso en el momento preciso.
Carolina C. (mamá de 2 niños)


Si alguna tiene otro libro más que le gustaría añadir a la lista. Pues,¡bienvenido!