miércoles, 22 de marzo de 2017

¿Cómo puedo ayudar a los damnificados de los huaycos?

A estas alturas ya todos somos conscientes de la grave situación por la que está pasando nuestro querido país. Desbordes, huaycos, “diluvios”, cortes de agua, racionamientos y similares son parte de nuestro vocabulario diario y de nuestro día a día. Ante tanta catástrofe y necesidad muchas nos preguntamos ¿Cómo puedo ayudar a quienes perdieron todo por los huaycos? ¿Qué puedo hacer si no estoy en la posibilidad de salir a las zonas de emergencia a ayudar?
Holding hands helping Perú in huaycos

Creo que muchas nos sentimos impotentes de no poder hacer más, de no poder ir en persona a las zonas afectadas por los huaycos a quitar lodo, recuperar vías y viviendas, a ofrecer un abrazo y dar apoyo, a repartir donaciones (asegurándonos de paso que lleguen a quienes más lo necesitan). Ser un poco más Indiana Jones y menos Martha Stewart, por un momento. Muchas nos quedamos en casa cuidando de nuestra propia manada y sentimos que no hacemos suficiente.

Si tú eres de las que siente que no hace suficiente y quiere hacer más aquí te dejo algunos ejemplos de cómo hacerlo recogidos de gente que está en la zona de acción o madres que ayudan como cuando eran "niñas scouts":

1.       NO retransmitas mensajes, ni audios, ni fotos cuyas fuentes no hayas podido verificar. Sí, incluso ese mensaje que mandó una mamá al chat del salón ese en el que dice que su cuñada, prima, - pon un familiar no tan cercano acá - trabaja en Sedapal o similares. Retransmitiendo esos mensajes solo generarás más olas de pánico y caos. Aunque no lo creas, ayudas MUCHO manteniendo y generando calma en estos momentos de angustia generalizada.

2.       Dona. Dona todo lo que puedas y mejor si lo haces siguiendo los pedidos específicos de necesidades.  Actualmente se necesita: artículos de aseo: pasta y cepillos de dientes, gel desinfectante de manos, pañitos húmedos, repelente, bloqueador, velas, fósforos, pilas y linternas, colchones, botas de jebe y comida enlatada lista para comer.

3.       Puedes ofrecer tu casa como centro de acopio. Quizá tienes muchas vecinas, amigas, familiares que quieren donar y no saben a dónde o no tienen tiempo de llevar sus donaciones, puedes ofrecer tu casa como punto de acopio y llevar las donaciones a un centro de tu confianza. Algunas empresas de taxi llevan donaciones de manera gratuita. Centros de acopio 1: clic acá y centros de acopio 2: clic acá

4.       ¿Puedes salir de casa por algunas horas? El centro de acopio de Palacio de Gobierno está en constante necesidad de voluntarios. (En el mismo palacio, en el centro de Lima).

5.       NO critiques, no insultes. Si no te parece bien lo que está haciendo el gobierno, la oposición, el partido político que más odias o tu amiga/o figuretti de Facebook que se toma selfies entregando donaciones con el huayco de fondo, está bien. Estás en tu derecho. Pero, no ataques, pelees, ni te burles (este último va para mí). Cada uno ayuda como sabe hacerlo.

6.       No te quejes por favor. Sí; esto de no tener agua es horrible. Pero, no ganamos nada quejándonos en nuestras redes sociales y fomentando la histeria y el desorden.

7.       Reza, ora, medita y/o manda buenas vibras. No importa cuál sea tu religión o creencia necesitamos rezar por nuestro país, por los damnificados. El poder de la oración es fuerte. Si eres de los bendecidos que no ha sido afectad@, agradece.

Aunque no lo crean haciendo estas 7 cosas ayudamos mucho. No debemos sentirnos mal por no estar en la zona de acción o por no tener nada impresionante que hacer. Son las pequeñas cosas del día a día, las que hacen las mayores diferencias.


#FuerzaPerú #UnaSolaFuerza